¿Cuál es la mejor estrategia empresarial?

¿Cómo son las estrategias atacantes empresariales?

¿Por qué una empresa prefiere una estrategia atacante frente a otras?

En Inway Projects hemos mantenido una sesión de taller sobre las estrategias atacantes y defensivas explicadas en el libro de Michael Porter “Ventaja Competitiva”.

Estas estrategias sirven a una organización para obtener una ventaja sobre sus competidores y poder posicionarse como los primeros en su sector.

Las estrategias atacantes son la manera que una empresa tiene de abrirse camino frente a la competencia para alcanzar una ventaja concreta. Las estrategias defensivas proporcionan una protección contra las estrategias utilizadas por la competencia, manteniendo y reforzando su posicionamiento en el mercado.

Empezaremos explicando las estrategias atacantes, en las cuales hay diferentes formas de proceder cada una basándose en el análisis de cada uno de los competidores y sabiendo elegir la mejor estrategia para cada uno de nuestros objetivos.

Cabe decir que cada una de estas estrategias están basadas en las tácticas militares utilizadas durante la historia. Estos son los diferentes tipos:

– Estrategia de ataque frontal: Sun Tzu dice en su libro del arte de la guerra que para un enfrentamiento frontal entre dos ejércitos hay que tener tres cosas claras: si el enemigo es superior a ti evítalo, si es igualitario negocia, y si es inferior aplástalo. Es por ello por lo que esta estrategia solo la deben utilizar empresas con un número de recursos muy superior al de su competencia y teniendo claro que los recursos de los defensores son muy limitados. La forma de proceder es a través de un marketing muy directo y realzando nuestra marca frente a la de la competencia, invirtiendo altas cantidades de recursos en este objetivo. Es importante saber que somos muy superiores a nuestra competencia, ya que en caso de que tengan una alta capacidad de defenderse, tenemos la alta probabilidad de haber perdido grandes cantidades de recursos y tiempo en un intento fallido, provocando que la competencia haya reforzado su posicionamiento y ventaja competitiva frente a nosotros.

– Estrategia envolvente: esta estrategia fue utilizada por Julio César para conquistara la Galia. En vez de utilizar un ataque frontal contra el ejercito galo, los cuales conocían su terreno y tenían una alta capacidad de defensa, decidió construir murallas alrededor de las principales ciudades galas, provocando que poco a poco  se fuesen rindiendo debido a la escasez de víveres y recursos que tenían para poder subsistir, ya que los romanos habían bloqueado cualquier entrada de estos a las ciudades. En el ámbito empresarial esta manera de proceder sería a través de abrir un gran número de productos para cada segmento de mercado, ganando terreno en cada uno de estos y comiendo la cuota de mercado a la competencia.

– Estrategia atacante por el flanco: se encarga de atacar a la competencia por su flanco más débil. Alejandro Magno usó está estrategia en Gaugamela al atacar con su caballería a los persas por sus espaldas. Poniendo un ejemplo empresarial sería Ryanair, que consiguió obtener una ventaja competitiva en un sector sobre saturado y controlado por las grandes aerolíneas, ya que se dio cuenta de que había una gran necesidad en los vuelos de bajo coste y que su competencia lo estaba descuidando por completo.

– Estrategia del salto de la rana: esta estrategia se centra en sobre pasar a tu competencia aplastantemente gracias a la creación de un producto innovador y totalmente revolucionario para el mercado, utilizando nueva tecnología que nos haga posicionarnos automáticamente en la vanguardia de nuestro sector evitando un enfrentamiento directo con nuestra competencia. Un ejemplo militar sería la aparición de las primeras metralletas. Era algo totalmente tan revolucionario e innovador que aquellos ejércitos que la poseían tenían una superioridad aplastante frente a otros ejércitos tradicionales. La única forma que tenían de poder defenderse era copiándoles. Una ejemplo empresarial sería el lanzamiento del iPod por Apple. En aquella época Windows le estaba comiendo la cuota de mercado completamente gracias a su software más barato y compatible con cualquier tipo de ordenador, por lo que Apple lanzó el iPod posicionándose automáticamente como el referente en el sector tecnológico, habiendo evitado cualquier enfrentamiento directo con Microsoft.

Siguiendo estas diferentes estrategias ofensivas conseguiremos que nuestra empresa se posicione como un referente en nuestros sector, adquiriendo la cuota de mercado de nuestra competencia.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *